Il Grande Sud - Il Grande Sud

Il Grande Sud di Angelo M. D'Addesio. Attualità, cybercultura, politica e diritti nell'America Latina 2.0

RSS Feed

Verano Cubano: Laritza Diversent

LaritzaDiversent D. ¿Cómo ha nacido la idea de escribir un blog y de proveer no sólo información pero también consultoría y sobre todo cuál es la utilidad del blog no visible a Cuba y con un argumento tan difícil? ¿Ha habido en todo caso cotejos positivos?

 

 

L.D. En principio fue una sugerencia de mis amigos bloggeros. Ellos sentían la necesidad de contar con un sitio, que de forma crítica, analizara y aclarara dudas sobre las leyes cubanas. Desde hacía algún tiempo, había asumido esa tarea en el periodismo independiente, lo que no me resultó muy difícil.  Los temas legales por sus tecnicismos, despiertan poco interés, de que en la isla sean prácticamente desconocidos. Hecho que convirtió la ciudadanía cubana en una analfabeta jurídica,  situación que favorece su indefensión ante los excesos de poder del gobierno.

Mostrar la forma en que se vulnera los derechos,  es de utilidad, en principio como una forma de buscar alternativas de defensa en el ejercicio de los mismos, también muestra que aspectos debemos tener en cuenta para instaurar la democracia en la isla, las leyes son creadas por el poder político, que las emite según sus intereses. El conocimiento legal nos ayudaría a enfrentar todo lo que se aparte de la búsqueda del bien común. En ese sentido trato que en el sitio se cree el debate productivo,  la mayoría de los comentaristas son emigrantes cubanos que vierten sus ideas, frustraciones y aspiraciones futuras sobre su país, para mí son muy importantes. Sus vivencias en el exterior pueden conciliarse con las nuestras y enriquecer el debate sobre la realidad presente y el posible futuro de Cuba.

El sitio ha tenido buena acogida por que muestra la realidad cotidiana desde una óptica diferente, aunque reconozco me es difícil contestar todas las inquietudes de los lectores, debido a las condiciones de acceso a internet dentro del país, y en ocasiones no puedo satisfacer las expectativas de los comentaristas.

 

 

D. Usted es una abogada que en la mayor parte de los casos tutela la ley ¿Cómo es posible ejercer esta profesión en un país dónde muchas veces la justicia es decidida por pocas personas de modo arbitrario y ocasional?  

 

 

L.D. Como abogada defiendo  la justicia, el equilibrio de la balanza y tutelo la ley que sea justa. Cuando comencé mis estudios de derecho, tenía un ideal de justicia muy diferente al que realmente existe dentro del sistema legal cubano, muy politizado y cimentado en criterios subjetivo, mi frustración en ese sentido es desmedida, no pocas veces me domina la impotencia y el pesimismo, al punto de reconocer que escogí mi carrera en el país equivocado. Mi empeño actual, en gran medida, contrarresta mi decepción.

 

 

D. ¿Cómo logra a conectarse y a poner al día sus blog en materias tan delicadas, a pesar de los controles, los bloques y las posibles intimidaciones? 

 

 

Es una tarea ardua. Mi método: escojo un temática, que en la mayoría de los caso me proponen los comentaristas o trata un tema de actualidad nacional, la desarrollo desde el punto de vista legal, luego, la divido en varios post y utilizando las opciones de programación de WordPress escojo una fecha para su publicación. La actualización frecuente del sitio da la impresión que me conecto diariamente  a la red, pero no es así, mi conexión no pasa de tres horas por semana, dos de ellas son desde la Sección de Intereses norteamericana en el Habana, que ofrece internet gratis para todos los cubanos. Reconocer que entro a ese lugar motiva recelos en algunas personas, pero realmente no me interesa, es la forma que tengo para mantener mi sitio y buscar la información necesaria para desarrollar mi trabajo. Creo que soportar el control e intimidación del gobierno es suficiente para también hacer caso a los prejuicios. Cuando comencé a escribir en internet decidí asumir los riesgos y sustraerme al control, sé que está ahí, pero no me va a afectar, porque decidí sentirme un ser libre y eso solo es posible si ejerzo mi libertad. Por otra parte conocer la ley y cómo funciona el sistema legal me reporta ventajas, la esgrimo cuando es necesario hacer valer mis derechos.

 

 

4. Usted se ha licenciado en jurisprudencia después de una juventud muy difícil. Se habla de un modelo cubano escolar ejemplar pero también de una juventud muy desengañada. ¿Qué piensa de ahora, como titulada, del futuro de muchos jóvenes, de su conciencia y de su educación? Es verdad la noticia de este modelo ejemplar?

 

 

No creo que pueda hablarse de un modelo de educación ejemplar dentro de Cuba, principalmente porque no satisface las expectativas juveniles. Ser un profesional dejó de ser un sueño, para convertirse en un martirio, en una carga pesada. La falta de oportunidades transformaron los estudios en algo sin sentido. El ejemplo más fehaciente es la generación, que yo llamo, de la emergencia (enfermeros y maestro), los nacidos en la década de los noventa, en pleno periodo especial. Los que optan por estas carreras, lo hacen para terminar rápido sus estudios. La vocación ya no es el motor precursor para escoger una profesión, tampoco importa saber la materia estudiada, lo que interesa es tener un título, el papel que acredita la calificación. La educación, en general, ha perdido rigor y está en un proceso de decadencia y deterioro avanzado, influenciado en gran medida por la precaria situación económica.

Un síntoma generalizado en las nuevas generaciones de cubanos, es que no saben lo que quieren ser, porque no hay motivación, ni siquiera puede hablarse en Cuba de una generación tecnológica, porque no hay  medios para desarrollarla. A eso hay que sumarle  el adoctrinamiento ideológico: la defensa en exceso de una Revolución que exige a los jóvenes agradecimiento, pero que ellos no entienden y muchos menos le interesa. La realidad es una: existe un divorcio total entre las inquietudes de los jóvenes y los principios de la Revolución Socialista.

 

    

 5. ¿Puede describirnos una historia simbólica, importante sobre un hecho o una persona que la ha golpeado entre las muchas, en sus diferentes actividades y de que eventualmente ha hablado en su blog?

 

 

23 horas del 22 de diciembre de 2009, comparece Ibrahim  Alayo Meriño ante el Teniente José García Brón, oficial actuante en la unidad policial del Capri, en Arroyo Naranjo, para firmar el acta de detención.

Es un joven negro de 36 años, lo normal es que se le pida identificación. Su carnet de identidad dice que es natural de Ciudad de la Habana,  pero es vecino de Campamento número 140, entre 20 y 22, en Santiago de Cuba. Inútil es que Ibrahim intente explicar porque está en la capital. La ley lo declara ilegal, y como tal, debes ser detenido y deportado a su lugar de residencia.

Así lo ordena el Decreto-Ley 217 de 22 de abril de 1997, que establece las “Regulaciones Migratorias Internas para la Ciudad de La Habana”. Dicha disposición prohíbe a los cubanos; proveniente de otros territorios del país; residir, domiciliarse o convivir en la capital sin autorización.

Inútil es que la Constitución de la República, reconozca que los cubanos pueden domiciliarse en cualquier zona o sector. Derecho, que según el precepto, fue conquistado por la Revolución, y  si ella te lo da, también  tiene la facultad de restringirlo.

La Carta Magna  también reconoce la libertad e inviolabilidad personal de todos los que residen en el territorio. Aclara que “nadie puede ser detenido sino en los casos, en la forma y con las garantías que prescriben las leyes”.

Tener domicilio reconocido en una provincia que no sea la capital y permanecer en ella sin autorización, no está tipificado en el Código Penal como un delito, sin embargo Ibrahim fue detenido y encerrado en un calabozo por “ilegal en Ciudad Habana”

Su historia sería la más sencilla de contar. Nadie se imagina hasta donde pueden llegar los tentáculos de esta disposición jurídica, ampliamente aplicada por todos y cada uno de los órganos e instituciones del Estado Cubano.

Las autoridades, en la aplicación del Decreto 217, llegan al extremo de multar por ilegal, a un ciudadano que tenga la dirección reconocida en un municipio capitalino, pero resida en otro. Los centros laborales no contratan, las escuelas no matriculan y las farmacias no expiden los medicamentos regulados por tarjeta, si el ciudadano, sea niño o adulto, no tiene la dirección que le corresponde.

Los órganos policiales, las Direcciones Municipales de la Vivienda y las Oficinas del Registro de Direcciones, se encargan de ejecutar al pie de la letra la norma. Se ha dado el caso de ciudadanos que han sido multados varias veces por ilegal,  por cada uno de ellos.

Sin embargo, la ley no se aplica a todos por igual. El 99,9 % de los miembros de los órganos policiales son de las regiones orientales del país. El gobierno a ellos si les da licencia para residir en la capital, aun sin tener domicilio reconocido. 

La historia de Ibrahim Alayo, es solo un ejemplo de los que sufren y a pasan a diario cubanos dentro de esta isla. Trece años lleva en vigor un decreto que violenta los derechos de 11 millones de personas. Ningún tribunal o autoridad se atreve a declararlo inconstitucional. 

 

 

 6. ¿Qué ve en el futuro de Cuba y en su futuro personal?

 

 

Mucha incertidumbre, hacer previsiones sería muy ilusorio, el gobierno no es capaz de comprometerse seriamente, por tanto no hay garantía de progreso económico social y mucho menos de avance en materia de derechos humanos. La situación económica cada vez más precaria, la disidencia aun no logra convencer a la ciudadanía, porque no tiene proyectos futuros que mostrar, tampoco han logrado convertirse en un interlocutor válido para el gobierno. El éxito de sus acciones depende, en gran medida, de que logren mover la opinión pública mundial, única capaz de lograr una presión tal que arranque un gesto gubernamental. Mi futuro es igualmente incierto, mañana, podre seguir actualizando mi blog o escribiendo mis post desde una prisión. Cualquier cosa pude suceder.

 

 

Laritza Diversent, 29 años, es abogado y periodista independiente que ha seguido un recorrido diferente para llegar al blogosfera. Laritza es una bonita chica de la piel negra, proviene de una familia pobre del barrio El Calvario, una de los más pobres de la Habana, un sitio dónde el futuro de una chica graciosa es señalado como posible jinetera. Laritza proviene de una familia marginal compuesta de parados y alcoholizados. Su padre, Claro Diversent, ex combatiente sobre la Sierra Maestra con Fidel Castro, la madre abandonó y no ha cuidado nunca de su hija, salvo pasarle a la mujer 15 pesos mensuales por el mantenimiento. Laritza ha logrado superar muchas adversidad y logró romper el círculo vicioso en que la suerte condenó su familia. . En el 2007 se licenció en ley, por la alegría de la madre que una profesional por fin vio en familia. En el mismo año, Laritza empezó a escribir sobre temáticas jurídicas por muchos sitios digitales al margen del control estatal. Del 2008 es vicedirector de una asociación jurídica que asiste de gratis a las personas, obviamente no reconocida por el gobierno. Ha hecho su entrada en el mundo de los blogger el 28 de enero de 2009, cuando se ha echado a escribir una sección legal en el sitio Desde Usted Habana, titulada Las leyes de Laritza, http://vocescubanas.com/desdelahabana/category/las-leyes-de-laritza /).

Administra dos blog interesantes:  El Calvario, hoy suspendido, y aquel de la asociación en que presta servicio. Vive en una casa de madera, suelo en tierra y sin servicios sanitarios, dónde escribe los suyos post después de la medianoche, después de ser ocupada él del hijo y del marido.

 

Los perfiles son de Gordiano Lupi (http://www.infol.it/lupi)

Un agradecimiento especial a Camilo Fuentes.